El masaje restaurativo es la fusión del masaje tailandés con el masaje terapéutico. El masaje es la forma más antigua y tradicional que utiliza el ser humano como un recurso natural contra el dolor y las lesiones.

El efecto terapéutico de este masaje sirve para mejorar y activar la función circulatoria, recuperar la movilidad de los tejidos musculares que puedan estar dañados, aliviar el dolor y proporcionar un estado de bienestar y relajación.

Iniciamos las sesiones con una meditación para calmar nuestra mente y poner nuestra energía al servicio de la persona que va a recibir el masaje, la primera parte trabajamos masaje en parejas para relajarnos tras la practica que hemos realizado, luego pasamos a utilizar aceites esenciales, ajustes terapéuticos que junto a una respiración profunda permitirá la activación de nuestro sistema nervioso parasimpático lo cual nos trae relajación y calma.