La idea de sus fundadores comenzó por la falta de compañeros con quien practicar Acroyoga en Lima, la falta de escuelas donde asistir en Perú; y por pedidos y sugerencias de sus amigos que veían su talento en sus fotos publicadas en las redes sociales. Es así como La Pera de San Isidro vio nacer a Acropartners Yoga a finales de octubre del 2015 y a sus primeras clases durante los meses restantes. 

Para verano del 2016 se decidió dictar en el Malecón de Miraflores. Fue el momento que la comunidad se consolido e hizo historia en el país por las grandes convocatorias de las clases. Como olvidar los círculos imponentes en el Faro de 40 personas promedio llenos de energía y magia. Como olvidar los Acrosunsets en el Maria Reiche con hermosos atardeceres y mucha gente “loca” riéndose y jugando como niños haciendo Acroyoga todos juntos. En ese verano se reafirmó el pensamiento que algo tan maravilloso, si era compartido con amor y de la manera correcta, iba a tener una pronta acogida. 

Pasado el verano del 2016 las alegrías y sorpresas iban a seguir llegando hasta la fecha. Juani no paro de ser invitado a eventos y festivales naciones e internacionales, para llevar nuestro Acropartners Yoga a muchas personas y transcender de una manera mágica con mucha energía sanadora. Destacando Perú Yoga Festival en Lima y Cusco, Latam Summit de Peace Revolution en México y la escuela It´s Yoga Satellite en Bali - Indonesia; entre otros.

Durante el 2017 fue la verdadera consolidación de la comunidad, entendiendo sus miembros lo que involucra esa palabra mediante dos pilares compartidos en las clases. El primero, poniéndose mucho más énfasis en el cuidado del uno con los otros durante los vuelos, permitiendo esta seguridad en las clases llegar a niveles más avanzados. El segundo, el desarrollo de la humildad y apoyo por parte de los “antiguos” en recibir a los nuevos y enseñarles con pasión y cariño.

El momento histórico para la comunidad Acropartners Yoga y el Acroyoga en Perú fue la clase que se compartió en Perú Yoga Festival – Lima en Octubre 2017 con alrededor de 100 personas de todas las edades y condiciones físicas; demostrando que estas artes son para todos, siendo lo mas importante sanarnos y ser felices.

Los círculos llenos de gente han seguido durante todo este tiempo. Solo queda decirles gracias de corazón a cada uno que estuvieron presentes en esos momento mágicos e inolvidables.